Escuchar y seguir

“Escuchar mi Palabra es más importante que el servicio. Seguirme es más importante que trabajar. Martha cuidó de mis necesidades físicas, pero María cuidó de lo que es más importante para mí: ser mi aprendiz. Ella dejó otras cosas de lado y prestó atención a mis palabras e hizo de esto su única tarea. Martha tiene el corazón de una sierva, pero TODO servicio hecho para mí debe fluir de la COMUNIÓN conmigo”.

 

Del libro: God’s Favorite Place On Earth  Por. Frank Viola

 

48

No Responses

Write a response