Traducciones bíblicas

Hace unos días me invitaron a dar una platica sobre las traducciones bíblicas. Este es un tema que siempre me ha apasionado porque puedo ver que en la historia Dios ha preservado una y otra vez y de diferentes maneras su Palabra. Aquí dejo una “embarrada” sobre este tema:

  • Datos generales

La Biblia es uno de los libros más leídos en toda la historia de la humanidad. Consta de 66 libros divididos en dos grupos principales: Antiguo Testamento y el Nuevo Testamento y fue escrita durante un periodo de 1600 años aproximadamente.

La Biblia fue escrita en tres diferentes idiomas: Hebreo, griego y arameo. Y los materiales en los que se escribió fue: papiro (caña que crecía junto a los lagos de Egipto y Siria) y en pergamino (pieles de ovejas, cabras, etc). Es de estos escritos, que son copias de copias de copias que podemos tenerla en nuestras manos hoy. Los originales no existen, puesto que en muchas ocasiones a lo largo de la historia, diferentes gobernantes han tenido la intención de eliminarla por completo.

La primera traducción bíblica, del A. T. fue hecha del hebreo al griego (el idioma común en ese tiempo por causa de la dispersión de Babilonia, los isrelitas o judíos ya no hablaban hebreo) en el año 280 a.C. en Alejandría en Egipto. Fue llamada la Septuaginta porque fue traducida por un grupo de un poco más 70 traductores y tomó 180 años traducirla.

Los originales en griego no tenían espacios entre palabras y los escritos en hebreo no tenían vocales. La introducción de la numeración de capítulos y versículos fueron hasta el siglo XVI (1550-1569 d.C.)

 

  • Las traducciones

Es importante saber distinguir entre una traducción o versión y una revisión.

La versión o traducción es pasar de un idioma a otro. La revisión es un cotejo, actualización o corrección a la traducción previa.

 

Estilos de traducción:

Literal o formal: Palabra por palabra. Como la Reina-Valera o la traducción de Las Américas

Dinámica: Idea por idea. La Biblia del Peregrino o la Dios habla hoy.

Existe también lo que se llaman paráfrasis, que significa traducir y explicar. En otras palabras es una traducción libre. Como ejemplo de esto es la Biblia en Lenguaje Sencillo.

 

Me gustaría hacer una comparación de algunos pasajes en diferentes traducciones:

Is. 28:13

Reina Valera versión 1960 (RVR60)“La palabra, pues, de Jehová les será mandamiento tras mandamiento, mandato sobre mandato, renglón tras renglón, línea sobre línea, un poquito allí, otro poquito allá; hasta que vayan y caigan de espaldas, y sean quebrantados, enlazados y presos”

Dios Habla Hoy (DHH) “Por eso el Señor les hablará como si fueran niños chiquitos que estuvieran aprendiendo a leer. Y así, al caminar, caerán de espaldas, se herirán, caerán en la trampa, quedarán atrapados.»

Palabra de Dios para Todos (PDT) “Ahora el SEÑOR les dirá: «La eme con la a: ma; la eme con la i: mi; mi mamá me mima». Así se irán y caerán de espaldas, se herirán, caerán en la trampa y serán capturados.”

La Palabra Hispanoramericana (BLPH) “Y así les hablará el Señor: «La ese con la ese, la ce con la ce,esto aquí y esto allí», y tropezarán sin poder avanzar, aturdidos, atrapados, capturados.”

Ro. 12:20

RVR60 “Así que, si tu enemigo tuviere hambre, dale de comer; si tuviere sed, dale de beber; pues haciendo esto, ascuas de fuego amontonarás sobre su cabeza.” Cuando era niña este pasaje me traía a la mente el pasaje en el que los discípulos le dicen a Jesús que si quería que oraran para que descendiera fuego del cielo para que los consumiera =) Pero lo que en realidad significa:

DHH “Y también: «Si tu enemigo tiene hambre, dale de comer; y si tiene sed, dale de beber; así harás que le arda la cara de vergüenza.»”

PDT “Y también: «Si tu enemigo tiene hambre, dale comida. Si tiene sed, dale algo de beber. De esa manera le harás sentir vergüenza.”

Nueva Versión Internacional (NVI) “Antes bien, «Si tu enemigo tiene hambre, dale de comer; si tiene sed, dale de beber. Actuando así, harás que se avergüence de su conducta».”

 

En el año 381 d.C. Jerónimo fue comisionado para completar la traducción tanto del A.T. como del N.T. al latín y como era el idioma que el pueblo o vulgo hablaba se le llamó la “Vulgata Latina”. Si pensamos en esta traducción para el vulgo sería algo así como esta “versión” que encontré por las redes del internet: Jos. 1:9 “Reina Valedora”: “Mira que te mando que le eches ganitas, y te envalentones, no te achicopales que estoy contigo pa’ donde jales.” Que en la versión RVR60 dice: “Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas.”

 

De ahí me “brincaré” hasta la Edad Media que es la etapa llamada oscurantismo, la gente no sabía leer, los libros eran escasos y muy caros. Así que el latín, como había pasado anteriormente con el hebreo, se deja de hablar y se fue transformando a los idiomas que hoy conocemos como el español, francés, catalán, etc.

Así que poco a poco se empezaron a hacer traducciones a los diferentes idiomas. Al leer la Biblia la gente comienza a darse cuenta de que la iglesia estaba equivocada en algunos asuntos y años después viene la Reforma con Martín Lutero quien decía: “Todo creyente debe tener la Biblia en su idioma”.  Esto en el año 1517 d.C.

 

Les daré unos datos sobre tres traducciones diferentes de la Biblia en español:

  1. Reina-Valera. El monje Casiodoro de Reina hace la traducción al castellano del hebreo, es decir de los Textos Masoréticos y del griego o sea del Textus Receptus que era la traducción del N.T. de 1516 (Para realizar esta traducción sólo se utilizaron 12 manuscritos o copias. Para las traducciones de hoy en día se cuenta con 25,000 diferentes fuentes.) Esta biblia se le conoció como La Biblia del Oso en 1569. Se le conoce así porque en su portada se puede ver un oso tratando de comer miel de un panal y se usó para ilustrar el pasaje de: “Más dulces son a mi paladar tus palabras.”  Tardó 13 años para hacerla. Para el año 1602 el monje Cipriano de Valera hace una revisión que se llamó La Biblia del Cántaro, igualmente en la portada hay una ilustración de un cántaro haciendo alusión al pasaje de  “Apolos regó yo sembré”. En esta revisión, Valera  hizo muy pocos cambios a la traducción de Casiodoro de Reina. En 1909 las Sociedades Bíblicas unificaron estas dos traducciones y así es como nace la Biblia que conocemos como Reina-Valera. Esta traducción ha tenido varias revisiones 1862, 1865, 1909, 1960, 1977, 1995, contemporánea y otras.

 

  1. La Nueva Versión Internacional en español fue traducida de los textos hebreos, griegos y arameos disponibles hasta ese momento. Se utilizó el estilo literal-dinámico. La tradujeron expertos biblistas que representan a 12 países de habla hispana y tomó miles de horas de trabajo de diversos comités formados por traductores y revisores muchos de ellos son pastores, maestros de diversos seminarios e institutos bíblicos en América Latina. Fue publicada en 1998 por la Sociedad Bíblica Internacional.

 

  1. La Nueva Traducción Viviente es una de las más recientes se publicó en el año 2009. Durante un período de siete años, más de cincuenta académicos, teólogos, lingüistas y correctores de estilo la prepararon. También se basó en los textos hebreos y griegos. La primera fase se completó bajo la supervisión del doctor Jaime Mirón, de la Asociación Luis Palau, quien dirigió la traducción NTV y su revisión teológica, gramatical y de estilo. La fase dos fue dirigida por el erudito bíblico y ex pastor doctor Rafael Serrano, editor senior para Biblias y Referencias de Tyndale Español. Esta segunda fase incluyó un examen de líderes eclesiásticos de América Latina y de la comunidad hispana de los Estados Unidos.

 

En resumen, las traducciones bíblicas son realizadas por comités de varios expertos biblistas, teólogos, editores, doctores en ciencias bíblicas, traductores, etc y lleva varios años completar dichas traducciones. La Sociedad Bíblica Internacional es quien en general se ha dedicado a hacer las diferentes traducciones a muchos idiomas y dialectos, siguen trabajando en ello con la ayuda de las diferentes sociedades Bíblicas de diferentes países para su difusión y distribución.

 

¿Hay alguna traducción mejor que otra? No lo creo, lo que yo he hecho durante muchos años respecto a este tema es que mi devocional lo hago en alguna versión literal como Reina Valera o NVI  y cuando voy a hacer un estudio de algún pasaje utilizo de 4 a 5 versiones diferentes y eso me ha ayudado a comprender mejor.

 

Siempre me ha gustado una frase de Christian Gómez, director de Maná Museo de la Biblia (CDMX) para describir lo que es la Biblia: “La Palabra de Dios en el idioma de los hombres”.

Si quieren adentrarse más en este tema les recomiendo los libros: “Evidencia que exige un Veredicto” de Josh McDowell, “Cómo nos llegó la Biblia” de la Editorial Broadman & Holman, “La Biblia que Jesús leyó” de Philip Yancey o buscar videos en YouTube de Christian Gómez.

 

 

Fuentes:

  • Notas de una charla dada en Distribuidora Ariel por Christian Gómez
  • Evidencia que exige un Veredicto Josh McDowell
  • Página Web Traducción Bíblica México
  • Página Web Sociedad Bíblica Chilena

Lily

12

No Responses

Write a response