Creador de belleza

“Dios hizo toda clase de animales salvajes, animales domésticos y animales pequeños; cada uno con la capacidad de producir crías de la misma especie. Y Dios vio que esto era bueno…Así que Dios creó a los seres humanos a su propia imagen. A imagen de Dios los creó; hombre y mujer los creó…Entonces Dios miró todo lo que había hecho, ¡y vio que era MUY bueno!» Génesis 1:25, 27 y 31a NTV

Leí este pasaje y recordé las imágenes de animales pequeños, de grandes bestias y de aves, muchos de ellos son tan majestuosos, cada uno con sus características tan especiales, hechos con tanto detalle, colores variados, tipo de pelaje, caras, etc. ¡Qué Creador tan maravilloso es Dios! Y no solamente su Creador sino su Señor puesto que esas criaturas le obedecen. Pero esas grandes maravillas no fueron creadas para ser la Esposa de Cristo, su Iglesia, aquellos que Él escogió y por los que pagó un precio tan alto. Si Dios hizo seres tan hermosos cómo no pensar que Dios nos hizo especiales, bellos y únicos. ¿Cuántas veces nos vemos al espejo y nos descalificamos porque nos comparamos con estereotipos que la sociedad impone? ¿Será posible que ese Creador de tanta belleza en el reino animal habría de equivocarse al hacernos?

Tú creaste las delicadas partes internas de mi cuerpo y me entretejiste en el vientre de mi madre. ¡Gracias por hacerme tan maravillosamente complejo! Tu fino trabajo es maravilloso, lo sé muy bien. Tú me observabas mientras iba cobrando forma en secreto, mientras se entretejían mis partes en la oscuridad de la matriz. Me viste antes de que naciera. Cada día de mi vida estaba registrado en tu libro. Cada momento fue diseñado antes de que un solo día pasara. Qué preciosos son tus pensamientos acerca de mí, oh Dios. ¡No se pueden enumerar! » Sal. 139:13-17 NTV

Así que cuando te sientas no aceptado o sin belleza alguna, recuerda que Dios fue quien te formó con sus propias manos.

Bajo su gracia,

Lily

25

No Responses

Write a response